Udaipur

Udaipur conocida como la ciudad de los lagos y antigua capital del imperio Mewar. Esta dinastía ha estado gobernando casi 800 años desde que se asentaran en este precioso valle construyendo una muralla de más de 6 kilómetros que protegía la ciudad de los ataques de sus enemigos. Hoy sus gentes presumen de no haber sido conquistados ni por mongoles ni por otros invasores, ni siquiera los británicos que tuvieron que aceptar el liderazgo del Maharana durante su colonización.

En la colina y a pocos kilómetros del centro de la ciudad está el Maharana Pratab Park un enclave verde y muy cuidado en memoria del líder más influyente de esta dinastía y cuya figura domina toda la explanada superior.

Te recomiendo te pierdas por el mercado de verduras, frutas y especias de la cuidad vieja donde tuvimos la suerte de no encontrarnos con turistas y poder disfrutar de las amables mujeres que venden en los puestos. Por unas pocas rupias saboreamos frutas como guayaba y coco. También muchos artesanos de utensilios hechos con bambú como cestas y cortinas hecho a mano y mitad de la calle.

En la parte alta de la ciudad vieja y dominando toda la ciudad está el City Palace un espectacular lugar residencia de esta gran dinastía de descendientes directos del Dios reencarnado Vishnu. No te pierdas la visita, las dos horas que tardas en recorrer el palacio bien merecen la pena.

Bien es cierto que cada palacio, templo o jardin cuesta muy caro unos 7 u 8€ por persona comparado con la comida por ejemplo que te puede costar lo mismo en un restaurante. Un tuc tuc unos 2 o 3€y comer por la calle apenas 50 céntimos o 1 €.

El palacio domina la ciudad y el precioso lago Pichola donde se encuentra el Jag Island Palace no tan grande pero muy espectacular y precioso sobre todo por el enclave donde está en medio del lago al que solo se accede con bote. Este palacio se ha convertido en exclusivo hotel y allí se realizan eventos.

Imposible perderse el atardecer desde el Sunset Point al que se accede por teleférico. Algo alejado del City Palace conviene coger un tuc tuc por poco más de un euro y no fiarse de los 10 minutos que te dicen que se tarda en llegar andando desde la salida del palacio. En mi caso seguro que me hubiera perdido el espectacular atardecer si les hubiera hecho caso. Una vez arriba me digo a mi mismo que de este lugar no quiero irme.

La ciudad al anochecer te embruja desde los muchos lugares a orillas del lago y merece y mucho la pena dar un paseo y perderse por la ciudad ahora que el aire fresco sucede al bochorno de los casi 40 grados que teníamos al sol esta mañana. Y por supuesto también disfrutar de una deliciosa cena cerca del agua.

La ciudad nos ha encantado, muy distinta a todo lo visto hasta ahora, más limpia, más cuidada, menos ruidosa, mucho más pequeña y por sus estrechas callejuelas hemos disfrutado de lo que el administrador británico llamo el lugar más romántico de toda la India. Te marchas dejando un pedacito de tu corazón en este bello lugar al que ya estamos echando de menos.

Todos tenemos dos vidas, la segunda comienza cuando nos damos cuenta que solo tenemos una. Confucio.

A vivir la vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s