De Alicante a Delhi

Llegamos al aeropuerto y descubrimos porque no podíamos hacer el check in on line. La aerolínea no nos da los billetes de avión por no tener billete de salida del país de llegada. Nos toca conseguir deprisa antes que cierren facturación una prereserva de salida hasta nuestro siguiente destino, Myanmar. Una vez conseguida y presentada en el mostrador nos dejan volar. Tomamos nota para próximos destinos, visado y vuelo supuesto de salida aunque no sepamos cuando vayamos a pillarlo.

Llegada a Delhi. Nos recibe nuestro hospitalario anfitrión y amigo Pat, que nos alojará en su casa en Gurgaon, muy cerca del aeropuerto. Por la tarde y después de adaptarnos al horario local toca visita a New Delhi. Nos sorprende el caos circulatorio, no tanto por el tráfico, que también, sino por la falta de señales y normas. Ellos parecen tener su propio criterio y modo para circular y no colisionar, tocando el claxon sin parar. Mejor no mirar y confiar.

La puerta de la India. Espectacular monumento en memoria de los soldados indios víctimas de las muchas guerras en las que ha participado este país. Hoy es Sábado y hay mucho público, casi todo local, solo somos unos pocos turistas abordados por los numerosos vendedores.

Ya casi anocheciendo visitamos el Parlamento, el Palacio Presidencial y el Ministerio de Defensa, todo en una avenida muy protegida por policía y militares. No queda apenas luz del día pero tenemos la suerte que hoy empieza el horario de iluminación nocturna de los edificios. Espectacular colorido.

La última visita de este intenso primer día es el bazar Dilli Haat, un enorme mercado de comercio de alfombras, ropas, utensilios de cocina y mucho más. Los más populares, sobre todo entre los niños, son los de pulseras de todo tipo.

Cenamos en uno de los muchos restaurantes del bazar algo de comida local, pollo tandori y noodles con verduras por supuesto todo ello muy picante y de vuelta a Gurgaon a casa de nuestros amigos.

Viajar es un ejercicio con consecuencias desastrosas para los prejuicios, la intolerancia y la estrechez de mente. Mark Twain.

2 comentarios sobre “De Alicante a Delhi

  1. Que bien , que maravilla adoro la India y sus gentes y hospitalidad, se ve que va todo bien , y te veo con buen calzado y con una Rubia súper Rubia Guapísima , vas a ver la diferencia con la puerta de la India en Bombay

    Enviado desde mi iPhone

    Le gusta a 1 persona

    1. Que bien , que maravilla adoro la India y sus gentes y hospitalidad, se ve que va todo bien , y te veo con buen calzado y con una Rubia súper Rubia Guapísima , vas a ver la diferencia con la puerta de la India en Bombay

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s